LA FANTASÍA

Publicado: 9 abril, 2008 en Infinita tristeza
 
Es verdad, puedes tener la vida enredada, la vida desbaratada, la vida vuelta leña, la vida puede andar caminando pa’lante y pa’trás; es verdad, hasta puedes necesitar un brujo que te haga una limpieza con san pedro, puedes dejarte invadir por la tristeza y aferrarte, no a las buenas imágenes que han teñido tu vida, sino sólo a aquellas que te han dolido y dices de pronto, niño –deberías decir hombre–, fueron 16 años perdidos y también dices no, fueron 16 años ganados en vida, 16 años en los que se han atravesado otras historias, 16 años (en realidad casi 18) en los que siempre te acosaban –te acusaban, te excusaban– las dudas. Y ahora, en un tiempo anónimo que no se puede incluir en esos 16 años pasados (pasadísimos, fuera de contexto) tomas del reino de la fantasía –como siempre, como lo hiciste desde pequeño– pretextos y construyes un mundo. Un mundo sólido en su propio absurdo, en su propia inestabilidad, en su total falta de certeza. Construyes ese mundo fantástico –y virtual, totalmente virtual, y público, totalmente público, aunque privado, privadísimo– para recuperar simplemente eso, el propio objeto construido: La fantasía como territorio válido, que al menos fabrica, no sé si artificialmente –ya todo es artefacto en este siglo–, el amor, o algún químico parecido, válido por tiempo determinado en su absoluta perfección.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s