DARDOS

Publicado: 12 junio, 2008 en Devaneos de cabeza
 
Estoy dispuesto
láncenme los dardos,
las puñaladas, los puñetazos,
las flechas, las balas,
jálenme las orejas, tírenme una
buena tanda de golpes…
Eso sí con inteligencia,
con mucha elegancia,
sin errores de ortografía,
en perfecto castellano,
y también, por supuesto, siempre, siempre y más, recibiré los abrazos que sé que vendrán,
esas caricias pertinentes,
pero también los puñetazos, los gritos, los atropellos, las puñaladas arteras, los dardos, los dardos.
 
Aquí se viene a batallar, señores, aquí estamos para los temas candela, para los incendios, para las pasiones que se encuentran, para la desobediencia, para la disidencia, para confrontarnos, para aplaudirnos y negarnos, para equivocarnos también, para equivocarnos. (Y para querernos, obvio, para querernos). Y para respetarnos, que el respeto también es cosa de inteligentes y buenos arqueros.
 
Lancen sus dardos.
Y sus abrazos.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s