LOREM IPSUM VIM UT UTROQUE MANDAMUS INTELLEGEBAT, UT EAM OMITTAM ANCILLAE SADIPSCING, PER ET EIUS SOLUTA VERITUS

Publicado: 28 mayo, 2009 en Infinita tristeza
Etiquetas:, ,

A nadie le gusta el dolor para uno mismo,
salvo que lo busque y desee tenerlo,
solo porque es dolor

A veces aferrarnos al dolor hace que veamos las cosas más claras… nos hace construir verdades, aunque estas sean una mentira; nos obliga a seguir adelante convenciéndonos de que aún tenemos un motivo.

El dolor engaña, amigos… como nos engañó la cruz cristiana durante tantos siglos…

Pero sí es cierto que nos regala adornos pasajeros y fortifica nuestra memoria…

¡La melancolía que tanto hace por los libros!

Sufrir, no nos confundamos, puede ser tanto una tortura como una compañía; y es que ahí radica la mentira de su engaño… en que en verdad solo queda el recuerdo, la verdad solo es una visión… un espejismo perpetrado en el tiempo.

Si quieren compañía … no la busquen en su memoria.

Gracias
(ya sabes)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s