CADENA

Publicado: 30 noviembre, 2010 en Devaneos de cabeza

Creo que sin darnos cuenta, todos somos como Harry, personaje del libro “El Retrato de Dorian Gray”, quien influye en la conducta posterior del joven convirtiéndolo en hedonista y superficial con una gran incapacidad de amar algo ajeno a él mismo. Ayer lo sentí en carne propia.

¿Qué tanto se influye en los demás? ¿Somos responsables?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s