HISTORIAS DE AMOR I: HISTORIA DEL QUE ESPERÓ SIETE AÑOS

Publicado: 13 febrero, 2011 en Infinita tristeza

Jorge Otero, el poeta, amaba a una joven tetona de los barrios hostiles. Según se supo después, alcanzó a ser feliz. Una noche de diciembre, la chica resolvió abandonarlo.

– No te quiero más –le dijo.

Otero cometió entonces los peores pecados de su vida; suplicó, se humilló, escribió versos horrorosos y lloró en los rincones. La tetona se mantuvo firme y rubricó la maniobra entreverándose con un deportista reluciente. El poeta recobró la dignidad y empleó su tiempo en amar sin esperanzas y en recordar el pasado. Su alma se fortaleció en el sufrimiento y se hizo cada vez más sabio y bondadoso. Muchas veces soñó con el regreso de la muchacha, aunque tuvo el buen tino de no esperar que tal sueño se cumpliera. Más tarde supo que jamás habría en su vida algo mejor que aquel amor imposible. Sin embargo, una noche de verano, siete años y siete meses después de su pronunciamiento, la tetona apareció de nuevo. Las lágrimas le corrían por el escote cuando le confesó al poeta: Otra vez te quiero.

Otero nunca pudo contar con claridad lo que sintió en aquellas horas. El caso es que volvió a su casa vacío y desengañado. Quiso llorar y no pudo. Nunca más volvió a ver a la tetona. Y lo que es peor, nunca más, nunca más volvió a pensar en ella ni a soñar su regreso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s