TOUT A SA FIN

Publicado: 24 febrero, 2011 en Paranoias

Vivir en el ayer es más recurrente de lo que uno podría creer. Aunque poca gente admite que lo hace, todos tenemos algo del pasado que mantenemos vivo por costumbre o masoquismo. Por eso hay gente que le sigue llamando “zanjón” a la Vía Expresa, y gente que le dice “Rin” al teléfono público (sólo de quisquilloso, aclaro que en esta categoría no podemos incluir a los que se siguen refiriendo a Rusia como la Unión Soviética o los que incluyen a Yugoslavia en sus vacaciones europeas. Estas personas tienen que comprarse un Atlas, urgente).

A propósito de esto es que necesito poner un asunto a revisión de la comunidad. No es que quiera saber si estoy loco o no (habría que ser orate para poner a discusión un tema así), sino que considero que tengo un punto y me parece que no puedo ser el único a la que le suene raro la situación que procedo a contar.

Hace al menos 2 años, mi madre –la dueña del circo- decidió remodelar los baños de la casa. A ver, yo tengo claro que las cosas no duran para siempre y que hay que darles una manita de gato cada cierto tiempo. Renovarse o morir es uno de mis objetivos de vida (ja, creo que no tengo objetivos de vida, pero encuentro pertinente mentir un poco sólo para darle sustento a lo que escribo). ¿Pero qué pasa? Desde que tengo uso de razón o desde que soy chiquito y me volví grande, los baños de la casa son el celeste, el amarillo, el rosado y el blanco; pero a raíz de la mentada remodelación aquellos colores desaparecieron para volverse hueso, gris oscuro y gris claro (el blanco directamente se extinguió. Ese pobre baño no existe más). Están lindos los baños, eso no lo vamos a negar. Pero yo no puedo con ellos.

Considerando que en casa todo se conversa –o eso nos han hecho creer- le dije a mi mamá que no me acostumbraba a los colores nuevos y que prefería seguir llamando celeste al hueso, amarillo al gris oscuro y rosado al gris claro. Obviamente mi vieja no estuvo de acuerdo porque para qué diablos gastará uno tiempo y dinero en hacer algo bonito para la casa si es que los que viven ahí no lo van a apreciar. Fue así que acordamos usar los colores nuevos para referirnos a los baños del hogar; acuerdo que no fui capaz de sostener dado que en esa época yo no vivía de manera permanente en casa de mis padres o porque nunca le puse entusiasmo al asunto o porque es verdad que la costumbre es más fuerte que el amor (sino pregúntenle a Juan Gabriel, Rocío Durcal y a todos los que cantan esta canción tan inédita en los karaokes del mundo).

La cosa es que la dueña de casa se hartó de mis confusiones y como gran solución llena de creatividad y energía decidió re-rebautizar los mentados baños de la forma que sigue:

1) El baño rosado (también conocido como “gris claro”) pasó a llamarse “el baño de visita”.

2) El baño celeste (antes llamado “hueso”) empezó a recibir el nombre de “el baño de mi mamá” (o “mi baño” si es que es mi vieja misma la que se refiere a él).

3) El baño amarillo (también conocido como “gris oscuro”) pasó a llamarse “el baño de tu hermana” (o “mi baño” si es que la misma Carla es quien lo está mencionando).

Ajá. Eso les cuento. Díganme por favor: soy yo, ¿o en mi casa no hay un baño para mí? Que no se me malentienda, no estoy pidiendo exclusividad para hacer pichi o caca y no es que quiera tener un baño que sea mío solo mío. No, no. Acá el tema es que me he quedado sin baño y esto no es ninguna broma. Si yo pregunto “¿Has visto mi toalla?” La respuesta que se me da es “fíjate en el baño de mi mamá” o “creo que la vi en el baño de Carla”. Y si yo pregunto “Mamá, ¿dónde está mi crema de afeitar?”, lo que se me dice es: “en el mueble de MI BAÑO ya no entraba, por eso la puse en el baño DE TU HERMANA porque ahí SOBRA espacio”.

Lo peor es que estoy SEGURÍSIMO de que mi hermana no se ha dado ni cuenta que los baños han cambiado de color. ¿Qué hace uno en estos casos? ¿Espera una buena promo y se compra una bacinica y un papagallo? ¡Inédito!

Anuncios
comentarios
  1. Rosa dice:

    Je je, bueno…definitivamente estás despojado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s