QUERIDA LIMA

Publicado: 1 abril, 2012 en Delirios

No lo vas a lograr. Por más huecos en las calles, rateros, fumones, choferes locos de remate, tipos que me gritan improperios sin ninguna razón aparente, no cederé.

Tú quieres que no te quiera. Haces grandes esfuerzos diarios por sacarme de mis casillas. Y a veces pareces ir ganando terreno. Parezco desesperarme, pero en el fondo, muy en el fondo, hasta profundidades insospechadas, no lo estás logrando.

Porque al final, entiendo que no es culpa tuya que tengamos un gobierno que haga las cosas hasta las huevas. Al final, con un señor que me dé los buenos días, con un taxista que me deje pasar, se rompe el hechizo y empiezo a sanar la herida. Así de fácil se me olvidan por completo (o casi, los guardo en el archivo histórico para futuras experiencias) los 99 casos negativos anteriores. Cuando eso pasa no tienes escapatoria, te tengo que ver el lado bueno. Te lo encuentro. Y volvemos a empezar este juego que llevamos jugando desde siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s