1.- PINK FLOYD – COMFORTABLY NUMB (1979)

En la cima más alta de su popularidad pero comenzado el declive artístico, Pink Floyd editó el que es, seguramente, su disco más conocido: The Wall. Roger Waters, en su versión más déspota, hacía y deshacía todo a su antojo. Los demás miembros de la banda sólo se limitaron a tocar lo mejor que pudieron dejando la mayor parte de la labor compositiva al bajista. Aun con el ánimo por los suelos y cansado de tanto álbum/gira, Gilmour parió uno de los mejores temas de su carrera, Comfortably Numb, así como uno de los mejores y más reconocidos solos de guitarra que se hayan hecho.

2.- VAN HALEN – ERUPTION (1978)

No se trata de un solo de guitarra dentro de una canción. Es la canción hecha solo de guitarra. Desnuda, sin artificios. Compuesto y ejecutado por Eddie Van Halen, cuando se editó en 1978 nadie sabía cómo demonios había creado esos sonidos con la guitarra. Incluso, al tocar la canción en vivo, se daba la vuelta para que nadie viera cómo hacía sonar su guitarra. El secreto estaba en el tapping (una técnica poco vista entonces) y una ejecución primorosa. No deja de ser una muestra de técnica en detrimento de la melodía, pero tremenda técnica. A partir de entonces, todos quisieron ser Van Halen.

3.- LYNYRD SKYNYRD – FREE BIRD (1973)

Duane Allman, guitarrista y pulmón de los Allman Brothers Band se mató en un accidente de tráfico. El título de mejor banda de southern rock lo compartían Lynyrd Skynyrd y Allman Brothers. Banda “rivales”. Los Skynyrd dedicaron esta canción a Duane Allman. Sé libre, vuela alto.

4.- MEGADETH – TORNADO OF SOULS (1990)

Una de las mejores bandas de thrash metal que ha existido en la historia editó un pilar básico del género en 1990, Rust In Peace. El disco está compuesto por riffs endemoniados del pelirrojo guitarrista y cantante Dave Mustaine y por solos de guitarra que, además de ser agresivos y rápidos, no están reñidos con la melodía y el buen gusto. El creador y ejecutor de estos solos era Marty Friedman, un pelucón guitarrista que dejó su vida de star rocker por el siempre misterioso país nipón. La canción está enredada en multitud de riffs ejecutados con una maestría implacable, cambios de ritmo constantes, una batería imponente y un solo central digno de esta lista.

5.- OZZY OSBOURNE – NO MOTE TEARS (1991)

El tercer guitarrista de Ozzy tenía una labor muy grande por cumplir. Después de Randy Rhoads y de Jake E. Lee solo alguien con mucha personalidad e indudable técnica podría aguantar las ineludibles comparaciones. Zakk Wylde, después de un más que correcto trabajo en No Rest For The Wicked tomó las riendas de la banda y engendró esta bomba del mejor heavy que es No More Tears. La canción que da título al álbum, una de las piezas más barrocas con dos partes bien diferenciadas, contiene un solo de guitarra sólido, medido y muy melódico.

6.- MICHAEL JACKSON – BEAT IT (1987)

Después del multiplatino Thriller, el amo y señor de la industria musical no era otro que Michael Jackson. Son los años 80, Michael necesita un cambio de imagen y un guitarrista. ¿A quién contratar?. Pues al mejor y más mediático guitarrista de aquellos tiempos: Eddie Van Halen.

7.- PANTERA – CEMETERY GATES (1990)

Dimebag Darrell y sus compañeros facturaron en 1990 uno de los mejores trabajos dentro del decadente (a causa del grunge) mundo del metal. Admirado por sus semejantes e idolatrado por sus fans (sobre todo a raíz de su trágica muerte), en Cementary Gates, Dimebag hace llorar su guitarra durante toda la canción, de emoción, de rabia, de pena, porque él era capaz de expresar esos y otros sentimientos con las seis cuerdas. No debemos olvidar el estupendo trabajo de Phil Anselmo en las cuerdas vocales.

8.- EDDIE VEDDER – SOCIETY (2007)

Porque no todos los solos han de ser eléctricos. En la fantástica banda sonora de Into The Wild, Eddie Vedder dejó, entre otras, una joya de canción que contenía un escueto punteo de guitarra acústica. Hasta el polifacético Johnny Depp lo ha tocado en directo junto a su amigo.

9.- FUNKADELIC – MAGGOT BRAIN (1971)

Un álbum que podría ser una canción, porque su auténtica fuerza reside en el tema que da título al disco. Existe un mito según el cual Clinton (cantante y líder de Funkadelic) descubrió el cadáver, en estado de descomposición, de su hermano, con el cráneo destrozado. De ahí el gusano del cerebro (Maggot Brain). Clinton pidió al guitarrista Eddie Hazel que tocara “como si tu madre acabara de morir”. ¿Lo consiguió?, escúchala y lo sabrás.

10 – STEVE VAI & RY COODER – DUEL FROM CROSSROADS (1986)

El año 1986 Steve Vai y Ry Cooder tuvieron un duelo de polendas que apareció en pantalla en la película Crossroads, en la cual Vai interpreta al guitarrista endemoniado Jack Butler. En el clímax de la película, Vai se enfrenta en un duelo de guitarras con Ralph Macchio, cuyas partes del duelo fueron hechas por Vai y Ry Cooder, siendo Vai el que toca la parte inicial con slide al comienzo del duelo y las otras performances de Macchio al comienzo de la película. La pieza con la que Macchio gana la competencia es una pieza neoclásica llamada Eugene’s Trick Bag, también compuesta por Vai. El tema está basado sobre el Capricho Nº 5 de Paganini. Simplemente un duelo, tanto musical como cinematográfico, genial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s