PAREJAS XVII: EL TERCERO

Publicado: 23 febrero, 2014 en Infinita tristeza
Etiquetas:, ,
 
Perfectamente caben ocho elefantes en un Volkswagen. Apretados resisten, incluso se divierten en su tarea de batir el record Guiness. Pero no caben tres personas en una misma historia. Ni empujados, ni apretujados, ni a trancazo limpio. Se estorban, se pisan, se atropellan. Alguien cae del vagon, alguien se descarrila. No caben tres, ni siquiera si se trata de una referencia intertextual. Ni siquiera en un supuesto metafórico. Ni en un chiste malo. Cosas de la relatividad, ¿no?, caben elefantes –pesados, frondosos– en un carro, no caben personas en una relación. No hay pareja de tres. El par aparta. El par limita y succiona y amarra y niega. Alguien al final se cansa, llora, maldice; alguien, al fin de cuentas, se va.
 
Vete.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s