EL TIPO QUE PASABA POR AHÍ

Publicado: 23 junio, 2014 en Futebol, Litera-turas, Próxima Estación: Esperanza
Etiquetas:,

Suele ocurrir en los equipos de barrio que a la hora de comenzar el partido faltan uno o dos jugadores. Casi siempre se recurre a oscuros sujetos que nunca faltan en la vecindad de las canchas. El destino de estos individuos no es envidiable. Deben jugar en puestos ruines, nadie les pasa la pelota y soportan apodos de ocasión, como Gordito, Pelado o Verde, en alusión al color de su camiseta. Si repentinamente llega el jugador que faltaba, se le reemplaza sin ninguna explicación y ya nadie se acuerda de su existencia. Pero una tarde, en Fortaleza, los muchachos del Escobar F.B.C. completaron su formación con uno de estos peregrinos anónimos. Y sucedió que el hombre era un genio. Jugaba y hacía jugar. Convirtió seis goles y realizó hazañas inolvidables. Nunca nadie jugó así. Al terminar el partido se fue en silencio, tal vez en procura de otros desafíos ajenos. Cuando lo buscaron para felicitarlo, ya no estaba. Preguntaron por él a los vecinos, pero nadie lo conocía. Jamás volvieron a verlo. Algunos muchachos del Escobar F.B.C. dicen que era un profesional de primera división, pero nadie se contenta con esta aseveración. La mayoría ha preferido sospechar que era un ángel que les dio una mano. Desde aquella tarde, todos tratan con más cariño a los desconocidos que juegan de relleno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s