2014

Publicado: 31 diciembre, 2014 en Devaneos de cabeza

Entró al ómnibus con una preocupación: 2014 se va, termina. No es un año más, es uno menos. Esta idea taladraba su mente, le martilleaba el cerebro, los ojos se movían desesperadamente de un lado a otro.

¿Qué será de mí en el 2015? –comenzó a gritar. Las personas pasaban junto a él mirándolo con desprecio. Algunas depositaron una moneda en su vaso de plástico. Me dieron ganas de gritar al unísono con él. A menudo, las personas “locas” son muy cuerdas.

Visto así, la perspectiva se vuelve dramática. Pienso en la muerte, inesperada, repentina, aquella que está esperando a la vuelta de la esquina. No volvió.

Reflexiono sobre las despedidas. Se vieron en aquél bar sin saber que jamás compartirían de nuevo una mesa, aquella cerveza, esos piscos.

Aquel sujeto tiene razón, 2014 se fue como agua. ¿Qué nos depara el 2015? A vivirlo se ha dicho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s