GULA DE PALABRAS

Publicado: 24 mayo, 2016 en Delirios, Devaneos de cabeza, Litera-turas, Paranoias, Sin categoría

001

Le encantaba alimentarse de comida imaginaria. Todos los días se emborrachaba de aire y su cuerpo cada vez más debilitado ya no podía aguantarlo.

Sin embargo, su imaginación había engordado tanto en los últimos años que se sentía plena de sí misma.

Esta comida le venía servida desde lo alto del infierno, acompañada de un postre único: Palabras dulces y comentarios huecos, se chupaba los dedos, con el inmenso y masoquista sufrimiento que este placer le producía…

Y entraba en éxtasis mórbido cuando este alimento imaginario se filtraba en la mal llamada “realidad” e influía de una manera decisiva en los cuentos más cotidianos.

Lo peor del caso es que casi siempre este alimento imaginario era más real que los hechos concretos.

¡Qué rico era comer todo aquello que olía a mentira, qué tranquilo se ponía uno, que suave pasaba la vida, qué bonito vivir sin contradicciones! Y así el genio imaginario, ya en plena obesidad, eructaba para volver a saborear su plato favorito…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s