PRECISIÓN HISTORICA

Publicado: 12 julio, 2016 en Delirios, Devaneos de cabeza, Litera-turas, Paranoias

001.jpg

Su obsesión eran las lavativas. Ella se sentía regia y renovada cada vez que un chorro de agua hirviente explotaba en el interior de su estómago.

“Que invención extraordinaria –repetía– esto de refrescarse por dentro… ¡Es el invento del siglo! ¿Cómo es que otras mujeres no han descubierto este placer inigualable?”

Seguramente, en el fondo, todas son frívolas y no se dan cuenta de la profundidad a la que podemos llegar con el arte de la lavativa. Por algo Cleopatra le dijo al volcán Danubio, en Pompeya, antes de erupcionar: “Lava-tú-eres”, que en cristiano quiere decir: Lava-ti-va.

¡Qué brutas son para no darse cuenta! ¡Si tan sólo leyeran libros de historia para culturizarse y comprender el sentido eti-mo-lógico de cada palabra! Para terminar, le cuento, chicas (soy la hembrita de Reznor), que así como a Cleopatra la lavativa la pasaba de vueltas (y esto es un hecho comprobado históricamente), a Tu-tan-Kamón (de coma) le encantaba la gelatina…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s